Logos

trabajo con logos

El trabajo con logos es uno de los más gratificantes.

Se trata de definir la esencia del mensaje, encontrar sus elementos representativos e integrarlos con el texto base. Supone también un reto creativo ya que se deben combinar ciertas habilidades de marketing con un gusto artístico o de estilo, sin olvidar las preferencias del cliente.

Por eso cuando me encargan un logo necesito establecer unas directrices con su propietario. Mantenemos una reunión para fijar lo que le gusta y, muy importante, lo que no le gusta o quiere evitar. Se tratan varios aspectos como:

  • la historia y el futuro de la empresa
  • su proyección nacional e internacional
  • perfil del equipo humano y de los clientes
  • su lema y objetivos: el mensaje
  • ideales que quiere representar
  • las empresas de su competencia
  • soportes en los que irá el logo (cartelería, membretes, vehículos,…)
  • colores usados en sus productos, su flota o en logos anteriores
  • fuentes obligadas
  • simbología con figuras geométricas o animales

Con estas notas redacto un resumen de directrices que debe cumplir el nuevo logo y preparo varias propuestas con diferentes variaciones que el cliente analiza y sobre las que suele proponer algún cambio que se ajusta más a sus preferencias.

En el 90 por cien de los casos con dos pasadas se da con la imagen definitiva.

Estos son algunos ejemplos de mi trabajo.