Fotografía

fotografiaLos encargos fotográficos que recibo suelen ir enfocados a ilustrar un sitio web. También los he realizado para catálogos impresos o anuncios. Principalmente son fotos de los productos de mis clientes y de ellos mismos, su equipo o las instalaciones de su empresa.

La fotografía de productos se suele hacer, como norma general, sobre fondo blanco y casi siempre lleva retoque. La imagen se toma en mi estudio (si el producto se puede trasladar) con luz y ángulo controlados. Después del disparo correcto el fichero es tratado digitalmente y se envía al cliente para que de su conformidad antes de seguir con el catálogo.

Los productos que más dificultad dan son los especulares, los metálicos y los transparentes.  En esos casos hay que tener mucho cuidado con la luz y sus reflejos. Por lo general la solución pasa por meter el objeto en una caja de luz (softbox).

También requieren un tratamiento especial los alimentos y los animales. Los alimentos deben resultar frescos y apetitosos sin parecer grasientos. A los preparados calientes como las bebidas se les puede añadir humo digitalmente. Las bebidas muy frías se simulan con líquidos calientes que empañan el cristal del vaso. En su interior un plástico arrugado parecerá hielo picado.

La fotografía de ropa presenta cierta dificultad si no se cuenta con la colaboración de modelos que la lleven puesta. Una blusa que tiene caída es imposible que luzca sin un maniquí.

Un aspecto a tener en cuenta es la escala. En ocasiones hay que introducir un elemento de referencia para que el observador se haga una idea del tamaño del producto. También ayudan a esta comparación la selección de una textura adecuada que actúa de fondo.

En este apartado encontrarás un muestrario de mi trabajo como fotógrafo.